Reinventar los días para superar la cuarentena: 4 claves

Entendemos, que ante esta situación tan peculiar que nos ha tocado vivir, el vernos inmersos durante tantas horas en nuestros hogares, supone un cierto ahogo. Si a eso le sumamos la necesidad de gestionar este tiempo con personas con TEA y lo que eso conlleva, la cosa nos puede parecer más complicada. Por esto, desde APANATE nos hemos propuesto ir creando contenido específico para para apoyar a las familias estos días. Hoy comenzamos con las ideas más sencillas, pero más importantes, para que la cuarentena sea más llevadera…¡e incluso divertida!

 

  1. ¿QUÉ ESTÁ PASANDO? CUÉNTASELO DE FORMA QUE LO PUEDA ENTENDER.

Cuando tiene lugar una situación tan nueva, tan inesperada, y tan rara como la que está ocurriendo, es importante entender lo que nos está pasando. Para las personas con TEA, además, es crucial entender este cambio repentino de rutina. Es un derecho, como para el resto de nosotros, conocer qué la motiva, que supondrá, así como establecer qué se espera de ellos durante este tiempo. Así que para empezar por el principio, y ofrecer a tus hijos/as la información que necesiten, puedes utilizar una historia social como la que te proponemos aquí:

Tendrás que adaptarla al nivel de comprensión de la persona, e incluir tantos detalles como sea necesario. Si lo prefieres, también puedes utilizar materiales más genéricos sobre el virus en cuestión, como los que te dejamos en este enlace.

A partir de ahí, es de suma importancia que generemos alternativas (ya que, de hecho, esto suele ser una dificultad en las personas con TEA). Los calendarios semanales y las agendas diarias nos permiten situarles en tiempo y espacio en este nuevo escenario, creando nuevas rutinas, que anticipadas bajarán bastante el nivel de ansiedad. Proponemos enfatizar el lado positivo de lo que está ocurriendo, explicando que pasaremos más tiempo en familia y que podemos hacer muchas cosas divertidas. ¡Sigue leyendo!

 

2. ANTICIPA LO QUE VA A PASAR Y ESTRUCTURA EL TIEMPO

En estos días en casa, no podemos olvidarnos de lo importante que será para nuestros hijos/as estructurar el tiempo, ya que si no lo hacemos podemos caer en un aburrimiento continuado, uso disparado de nuevas tecnologías, rabietas frecuentes o la sensación de que “los días no tienen sentido”. Por esto, os proponemos primero hacer una anticipación más general, a nivel semanal, eligiendo una actividad principal que sea motivante para ellos, para cada día de la semana. Por ejemplo: lunes, “vamos a cocinar mi plato favorito: tortitas con chocolate y frutas”,  martes: “vamos a realizar un mural con temperas que luego colgaremos en la ventana, para que puedan verlo el resto de vecinos”… Aquí va un ejemplo muy sencillo:

Así tendremos organizada de forma general, la semana, para que relacionen cada día de la semana con una actividad atractiva que les ilusione. Esto lo podemos elaborar de forma conjunta con ellos, incluso lo pueden hacer ellos mismos (siempre adaptándonos, a la edad y necesidades de apoyo de cada chico). Podemos hacerlo escrito, con pictogramas como te proponemos en el ejemplo, con fotos reales, con dibujos hechos a mano…

 

Después, podremos hacer una estructuración diaria, en la que debemos tener en cuenta las siguientes categorías:

  1. Actividades de la autonomía personal de la persona: vestirse, ducharse, preparar su desayuno, etc.
  2. Actividades del cuidado de la casa, como ayudar a recoger el lavavajillas, hacer su cama, tender la ropa, adaptándonos una vez más a la capacidad de nuestros hijos e hijas. Estos días pueden ser una excelente oportunidad, para practicar con tiempo estas actividades que tanto nos cuestan en el día a día.
  3. Tareas escolares. Si el cole nos ha facilitado material, genial. Si no, en breve subiremos otro post con materiales adaptados que pueden servir. ¡Aunque seguro que ya tenéis muchas ideas!
  4. Actividades de ocio y descanso: algunas en solitario, otras en familia.

Será importante, marcar el inicio  y final de cada actividad, de forma comprensible para cada persona (escribiendo las horas, utilizando un temporizador, un reloj de arena…). El profe Manu Velasco nos ha colgado en internet este ejemplo, que nos ha gustado mucho:

También podemos introducir elementos motivadores para nuestro hijo o hija, aprovechando la situación para reforzar determinados comportamientos. Esta idea nos la ha pasado una de nuestras familias, ¡y es lo más! En este caso, la familia ha propuesto proponer un reto semanal que, si cumple, ¡se traduce en una recompensa el fin de semana!

 

3. USA LAS TECNOLOGÍAS, PERO ÚSALAS BIEN

Todos sabemos lo fácil que sería caer en el uso constante de nuevas tecnologías durante estos días, y puede que seamos más flexibles, pero vamos a evitar que se nos vaya de las manos. Nuestra propuesta es marcar un tiempo limitado de uso libre de estos dispositivos al día. Para ello, puedes valerte de temporizadores, de la agenda de la que ya hemos hablado, del control parental… Y si fuese difícil de cumplir, puede ser una de las conductas a premiar con un sistema de “puntos” como el que te hemos propuesto más arriba.

Además, dado que sabemos que vivimos en la era digital, esta es una fantástica oportunidad para que podamos utilizar nuestros dispositivos para alcanzar otros objetivos, y utilizarlo de la forma más sana posible. Nosotros os proponemos: poner videos de ejercicio físico y realizar conjuntamente en familia, escuchar música, elegir una película entre todos para ver en familia, realizar videollamadas con otros familiares o amigos…

 

4) A MOVERSE UN POQUITO, Y RELAJARSE OTRO POQUITO 🙂

Qué bien sienta un poquito de actividad física, ¿verdad? Y si tenemos hijos/as pequeños, ya no es que siente bien, es que es necesidad. A veces pensamos que el ejercicio es algo que sólo se puede hacer fuera de casa, y esto no es cierto. Algunas ideas son: juegos que incluyen movimiento y esfuerzo, como el mítico Twister, bailar, hacer un circuito, hacer rutinas de ejercicio básicas, jugar a la estatua, hacer un karaoke con baile, la caza de los colores (encontrar cinco objetos de determinado color por toda la casa)… Dentro de nuestras propuestas, las elecciones se darán  en relación a los intereses y gusto de nuestros chicos.

Y para cuando estemos cansados, otras actividades más tranquilas nos pueden seguir ayudando a llenar nuestro día de diversión, aprendizajes y paz:  cocinar nuestro postre favorito, puzles, manualidades, juegos de mesa en familia…


En definitiva, esta situación es un reto para todos/as. Vamos a hacerlo lo mejor posible, con mucha paciencia y con mucho amor. Os proponemos que intentemos buscar el lado más positivo, disfrutar de todo ese tiempo que normalmente nos falta, del hogar que muchas veces no sentimos y de las actividades que solemos dejar de lado.

Desde APANATE, como seguramente ya sabes, cada familia podrá seguir contando con el apoyo directo de su profesional de referencia; pero además, durante esta quincena generaremos contenido especial para acompañarte mejor. Nos sumamos al #quédateencasa, pero haremos nuestro mayor esfuerzo para estar más cerca que nunca. Este post, por ejemplo, lo han hecho con mucho amor nuestras compañeras Tamara Gómez y Blanca Ramos, con la colaboración de Teresa Luis.


Related Posts

Un alumno/a con TEA en el aula: recursos de apoyo

Un alumno/a con TEA en el aula: recursos de apoyo

¡Hola profe! En este inicio de curso tan atípico, puede que además te estés estrenando con algún alumno/a con TEA en el aula, o puede que estés repitiendo la experiencia. Si ese es el caso, sabemos que tienes un reto que enfrentar, ¡y estamos aquí para […]

APANATE comienza el curso 2020-2021 con el sello de “Centro Protegido”

APANATE comienza el curso 2020-2021 con el sello de “Centro Protegido”

La asociación replantea todos sus servicios para seguir dando cobertura a las personas con TEA y sus familias de forma segura En APANATE llevamos más de 25 años acompañando a las personas con TEA, desde la atención temprana hasta la edad adulta. Esto implica la existencia […]