Aunque cada servicio tiene sus particularidades, en Apanate trabajamos con una filosofía, unos valores y una metodología comunes. Nuestra intervención se basa en la Planificación Centrada en la Persona, que se sustenta en el modelo de Calidad de Vida de Schalock y Verdugo (2002). Procuramos el desarrollo integral en cualquier momento de la vida de la persona, elaborando Planes Individuales de Apoyo que contemplen todas las áreas de calidad de vida:

  • Desarrollo personal.
  • Relaciones interpersonales.
  • Bienestar emocional.
  • Bienestar físico.
  • Bienestar material.
  • Autodeterminación.
  • Inclusión social.
  • Derechos.

Estos planes son documentos vivos, en constante actualización para irse adaptando a las necesidades presentes y elaborados en consenso entre profesionales y familia.

Como estrategias dentro de cada área, apostamos por  métodos cuya eficacia esté probada para personas con TEA. A partir de ahí, seleccionamos y flexibilizamos en función de las características individuales de cada persona y de sus necesidades en ese momento.  De esta forma, trabajamos sistemas aumentativos de comunicación, sistemas de anticipación, metodología Teacch, método Denver y técnicas de modificación de conducta. Combinamos materiales tradicionales y nuevas tecnologías, así como entornos semiestructurados y entornos naturales.