Voluntariado y prácticas

voluntariado

Desde sus inicios, el voluntariado ha sido uno de los cuatro pilares básicos de APANATE, junto a las personas con TEA, las familias y los profesionales.

Este servicio es el nexo de unión entre los deseos y preferencias de las personas que quieren hacer voluntariado, y las necesidades de las personas con TEA y sus familias.

Las personas voluntarias son un colectivo que actúa como agente de cambio social y que permite con su labor, ampliar la red de apoyos de las personas con TEA y sus familias, lo que incide de manera significativa en la mejora de su calidad de vida.

Si eres una persona responsable y comprometida, tienes más de 18 años, y quieres realizar una labor de cambio social, este es tu sitio. Si eres una empresa o una entidad y quieres colaborar, también puedes hacerlo mediante el voluntariado corporativo.

5/5
"El voluntariado y prácticas en APANATE me han permitido compartir momentos con personas extraordinarias que tienen otra forma de ver el mundo. Me he encontrado con que algunas de ellas comparten mis mismas inquietudes por el dibujo, el modelado o el diseño gráfico. Gracias a esa conexión he tratado de compartir mis conocimientos, y darles a conocer herramientas que les ayuden a expresar toda esa creatividad tal vez no logren trasmitir con palabras."
Juan Luis Avero Mesa
Persona Voluntaria
5/5
"Ser voluntaria en APANATE es una experiencia única, y por tanto, un aprendizaje enriquecedor para todo aquel que quiera formar parte del equipo. Tanto el equipo de profesionales como las personas usuarias aportan un cariño y una mirada apreciativa que refleja la verdadera necesidad: escuchar y observar todos aquellos detalles, por pequeños que sean, para acompañar a cada persona de la mejor manera posible que garantice un progreso positivo y alcanzable."
Miriam Ramírez Ramallo
Persona voluntaria

voluntariado corporativo y responsabilidad social

La responsabilidad social corporativa es la fórmula que tienen las empresas para contribuir de forma activa y voluntaria a la mejora social, económica y ambiental. Es una manera de mejorar la sociedad en la que vivimos y en la que la empresa desarrolla su actividad, mientras aumenta su valor añadido y su reputación.

En el caso del autismo, cuya incidencia aumenta cada año, se trata de una apuesta por el presente y por el futuro, por la diversidad y la inclusión de todas las personas, independientemente de sus necesidades de apoyo. Desde APANATE, intentamos hacer palpables estos valores, posibilitando que las personas y sus familias accedan a un diagnóstico temprano, a los servicios de apoyo que precisen, al ejercicio de sus derechos y mucho más. Como ves, es una tarea compleja que requiere de muchos recursos, y de muy variada naturaleza, por lo que estamos seguros de que hay un punto en que los intereses de tu empresa y los de las personas con autismo pueden converger.

5/5
"Nuestra colaboración con APANATE fue desde el inicio enriquecedora. Tener la oportunidad de colaborar tanto a nivel profesional, impartiendo sesiones de elaboración de CV, como a nivel personal, en jornadas de juegos, excursiones y convivencias en otras islas, nos ha aportado energía, buenos momentos y sin duda, mucho aprendizaje. Compartir la forma de ver el mundo de los chicos y chicas con TEA nos hace conscientes de las distintas realidades que conviven en el mundo y cómo todos podemos poner de nuestra parte para mejorar esa convivencia e incluirla como prioridad dentro de nuestras responsabilidades como sociedad."
Price Waterhouse Cooper
Una experiencia de voluntariado corporativo

prácticas

Desde este servicio coordinamos las prácticas del alumnado de estudios de diferentes ramas (formación profesional, certificados de profesionalidad y/o estudios universitarios) para que tengan algún tipo de vínculo con la realidad profesional de APANATE.

El objetivo de dicho servicio es permitir a los estudiantes, aplicar y complementar sus conocimientos adquiridos en su formación académica. De esta forma se favorece la adquisición de competencias que habilitan para el ejercicio de actividades profesionales, facilitan su empleabilidad y fomentan su capacidad de emprendimiento.

Las prácticas son una herramienta esencial para que la formación del alumnado se ajuste de forma real a las posibles salidas profesionales con las que habrá de enfrentarse una vez finalice sus estudios.


Left Menu Icon