El reconocimiento de la situación de dependencia

El trámite de la situación de dependencia genera muchas dudas, pero nuestro equipo de Trabajo Social está aquí para resolvérnoslas. Si tienes un hijo/a con autismo, toma nota porque esto te interesa:

¿Qué es el reconocimiento de la situación de dependencia?

Es el reconocimiento de los apoyos que una persona necesita para su autonomía personal (toma de decisiones y actividades básicas de la vida diaria). Se enmarca dentro de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.

¿A quién va dirigido?

A cualquier persona que necesite apoyos para su autonomía personal. En el caso del autismo, todas las personas con el diagnóstico pueden solicitarlo. No es necesario tener tramitada la discapacidad.

¿Por qué realizar el trámite?

Porque ofrece acceso a diferentes servicios y/o prestaciones. Los servicios más comunes para el Trastorno del Espectro del Autismo en Canarias son:

  • Servicio de promoción de la autonomía: se establece un determinado número de horas al mes para que la persona reciba atención directa en un centro o en su domicilio.
  • Servicio de Centro de Día o Centro Ocupacional: está dirigido a mayores de 18 años, para que asistan de manera estable a un centro de lunes a viernes.
  • Servicio de Ayuda a Domicilio: para atender las necesidades del hogar o de habilidades de la vida diaria.
  • Servicio de Atención Residencial.
  • Prestación económica para cuidados en el entorno familiar. 
  • Prestación económica vinculada a un servicio. 

¿Cuáles son los grados de dependencia?

Se valoran en función de la intensidad de los apoyos necesarios:

  • Grado I- Dependencia moderada: apoyo para realizar actividades básicas de la vida diaria al menos una vez al día. Necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.
  • Grado II- Dependencia severa: apoyo para realizar actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero necesita apoyo permanente. Necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.
  • Grado III- Gran dependencia: apoyo para realizar actividades básicas de la vida diaria varias veces al día; presencia indispensable y continua de otra persona. Necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.

¿Cómo se realiza la solicitud?

Se puede realizar en el Edificio Príncipe Felipe, en Santa Cruz, o a través de las Unidades de Trabajo Social municipales. También podemos ayudarte a iniciar el trámite desde APANATE.

¿Cuál es el proceso de valoración?

Una vez recibida la solicitud, el técnico valorador se pondrá en contacto con la familia o la persona para acordar una visita telefónica. En esa visita se realiza la valoración de acuerdo a un baremo nacional, observando a la persona en su contexto habitual. Tras esa primera visita, la persona recibe por correo ordinario certificado una resolución que indica el grado de dependencia. En una segunda visita a domicilio, se determina el Servicio/Prestación que la persona desea. Posteriormente llegará por correo certificado la segunda y última resolución, que incluye el PIA (Plan Individualizado de Atención) con los servicios o prestaciones definitivos.

¿Tienes otras dudas?

Recuerda que, si eres socio/a de APANATE, puedes acudir al servicio de Trabajo Social-Atención a Familias para que te atendamos de forma más personalizada. Puedes contactarnos por teléfono o a través del email trabajosocial@apanate.org


Related Posts

«Llévame contigo», la nueva genialidad del Centro de Día

«Llévame contigo», la nueva genialidad del Centro de Día

Como neceser personal, como porta-mascarillas, como organizador de cables… estos estuches de tela son ideales y están hechos a mano por personas con autismo. El proyecto ha surgido desde hace unos meses en el Centro de Día y hoy te contamos todos los detalles: ¿Cómo […]

Libretas hechas a mano por personas con TEA

Libretas hechas a mano por personas con TEA

¿Cómo surge la idea de este proyecto? El proyecto surge por querer tener una actividad especial y diferente de fin de curso, como es una acampada en una casa rural. Por ello, el nombre que le damos a este deseo plasmado en papel es “lo […]